PUBLICIDAD

Elabore su propio Incienso Mágico para proteger Casa y Negocio


Existen muchas maneras de proteger nuestra casa o nuestro negocio  de las malas energías provocadas por envidias, malos pensamientos o malos deseos. El incienso es un elemento fundamental en cualquier trabajo de magia, en él se combina tres de los cuatro elementos primordiales, el fuego, la tierra y el aire. La preparación  de un incienso conlleva un conocimiento de los elementos a utilizar, resinas, aceites esenciales, minerales o plantas, y la combinación de estos, así como la proporción de cada uno de ellos.





A continuación os indicamos como preparar un incienso para limpiar, proteger y dar prosperidad a nuestra casa y/o nuestro negocio.

Ingredientes:

-          Ruda

-          Romero

-          Laurel

-          Mirra

-          Sándalo

-          Carbón auto combustible

Preparación:


Picar y moler (por separado) hasta reducirlas a polvo la ruda, el romero y una hoja de laurel. Una vez conseguido, tomaremos la cantidad de la punta de una cucharilla de café de cada una de ellas y las mezclaremos bien, a continuación  introduciremos unas perlitas de mirra (cinco como máximo) y la misma cantidad de perlitas de sándalo. Mezclarse bien, buscando conseguir la textura más suave posible en caso de no alcanzar la densidad de polvo.

Ya tenemos mezclado el incienso, ahora solo falta dejarlo reposar durante unos días en un lugar seco y calido. Tras pasar de tres a siete días de reposo (dependiendo de la cantidad de incienso mezclado) estará listo para ser utilizado.

Utilización:


Buscaremos un lugar en la casa o en el local del negocio donde la combustión del incienso o las velas no pueda provocar un accidente; Colocaremos el incensario con el carbón encendido en su interior, tomaremos una cantidad del incienso, con la punta de los dedos, y la verteremos dentro dejando que se consuma. Podemos ir echando incienso a medida que se valla consumiendo.


Para potenciar la acción de este incienso se pueden utilizar tres velas, una negra, una blanca y una violeta, las cuales ungiremos con aceite de sándalo y encenderemos con cerillas de madera. Se colocarán de la siguiente manera:

Vela negra a la izquierda del incensario

Vela blanca a la derecha del incensario

Vela violeta en el centro superior del incensario, formando triangulo

Dejad siempre que las velas se consuman hasta el final, si se apagan, no volver a encenderlas.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...