PUBLICIDAD

El escarabajo amuleto egipcio de grandes poderes y propiedades



El ESCARABAJO sagrado es uno de los símbolos del Antiguo Egipcio. Lo encontramos representado en templos, pirámides, tumbas e incluso estampado en papiros -una superficie similar al papel obtenida por “prensado” de las hojas de una planta perenne que crecia a orillas del Rio Nilo científicamente denominada Cyperus Papyrus, sobre la cual los antiguos egipcios estampaban sus dibujos o grabados y sobre la cual hablaremos en otros posts-.


En el antiguo egipcio, El ESCARABAJO era la representación  de la vida eterna del Dios -Jepri- o Khepri- quién era símbolo del Ser y el Devenir y era...


... conocido como “creador de EL mismo” o "El Autocredo". Khepri era la imagen de la constante transformación de la existencia.
El ESCARABAJO egipcio era una manifestación simbólica de Creación, Renovación y Renacimiento
Las figuras de ESCARABAJOS egipcios estaban talladas comúnmente de piedra de basalto negro, piedras verdes -como el jade- o hematita y eran utilizados como amuleto de proteción que auguraba un placentero tránsito de la vida a la muerte. Dentro de las costumbres egipcias, el colocar un ESCARABAJO sobre los muertos los ayudaba en el proceso de resurreción.

El ESCARABAJO común toma una porción de excremento y “modela” con ayuda de sus patas traseras una bola o esfera -denominada por los egipcios “Nehepet”, palabra compuesta por los términos “Nehep” que significa “el torno del alfarero” y “Khnoum” que significa “el Dios carnero” y que juntos significan “Maestro del Torno”- que le sirve de alimento o utiliza para su procreación.


El ESCARABAJO adopta una posición particular -arqueado e inclinado sobre el “Nehepet” con sus patas traseras- para empujar de retroceso la bola de excremento. Después del rodaje, entierra la bola -penetrando así a “Geb”, Dios de la Tierra, hecho por el cual los antiguos egipcios otorgaron al ESCARABAJO poderes generadores de vitalidad y fortaleza-. Allí, bajo tierra el ESCARABAJO, se alimenta de la bola de materia fecal y defeca sobre la misma, convirtiéndo este hecho en algo cíclico.

Si esta bola fecal tiene como finalidad la procreación -que es el punto que nos interesa- el ESCARABAJO modela el “Nehepet” en forma de vasija o pera, abre un orificio en la “punta de la pera” y deposita a través de este, el huevo en su interior -denominado “Nenout”-; luego modela nuevamente la punta de la “pera” cerrándola en forma de capullo como si fuese una “tumba” -hecho por el cual los antiguos egipcios vieron a “Osiris”, Dios funerario por excelencia, representado en el ESCARABAJO- y es allí, enterrado, donde el ESCARABAJO experimenta su metamorfosis.

La “pera” se deseca por la inclemencia del sol y el ESCARABAJO debe esperar que esta se humedezca hasta ablandarse para poder salir de ella -en el antiguo Egipto esto sucedía con la crecida del Rio Nilo cuya corriente arrastraba la bola fecal hasta disolverse, dejándo al ESCARABAJO navegando torpemente hasta llegar a tierra firme- Es de esta manera que de la bola de estiércol nace un ESCARABAJO. Quizás esta sea la razón por la que los rituales de agua son tan importantes para los egipcios, pués las mismas aguas que surten a Egipto son las que hacen RENACER al ESCARABAJO.

Del proceso del nacimiento del ESCARABAJO es que deriva la creencia de los antiguos egipcios de que el hombre que muere y permanece inmóvil enterrado bajo tierra, emerge de ella y tras pasar por las aguas “renace” nuevamente victorioso sobre la muerte.

Desde otro punto de vista, todo lo relativo a los animales -incluyéndo lo que comen y sus heces- era sagrado para los egipcios y más aún cuando se percataron que sus campos bien abonados con excremento animal,  eran más fértiles. Imaginen ustedes entonces, si el ESCARABAJO podía permanecer ajeno al ojo de los egipcios cuando este insecto, protagonista de la fertilidad dentro de la inmundicia, es prácticamente un artífice del excremento. Es casi imposible que los egipcios no le hubiesen atribuido algún PODER DIVINO !

El tamaño de los amuletos de ESCARABAJO oscila entre ½ a 2 pulgadas
El ESCARABAJO es usado como amuleto para atraer buena fortuna en transiciones difíciles y momentos de cambio.

El color por excelencia para estas representaciones de protección, es el azul -ESCARABAJO sagrado azul- pues, además de la energía renovadora que emana -reconforta y produce calma- generan una excelente vibración energética que propicia el rompimiento del pasado para dar paso a cosas nuevas… botar lo que no sirve… olvidarse de un viejo amor… cambiar de trabajo, de carrera e incluso de casa… propicia nuestra RESURRECCION y RENOVACION en toda plenitud !
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...