PUBLICIDAD

Amuletos Cuentas y Abalorios


Por Abalorio se entiende el conjunto de pequeñas cuentas de vidrio u otro material agujereadas conque se hacen adornos, collares y labores. Cada una de esas cuentecillas también reciben el nombre de abalorios.

Las Cuentas han estado de moda desde las primeras civilizaciones utilizadas por nuestros antepasados como adorno y para protegerse frente a los espí­ritus malignos. Collares, pulseras, pendientes, broches se confeccionaban en la antigí¼edad y se confeccionan ahora empleando distintos tipos de abalorios. Por tanto cualquier Abalorio encierra un trozo de historia. Su origen, su material y las tradiciones y supersticiones que rodean a cada adorno les confieren un halo mágico y misterioso.

A lo largo de la historia los Abalorios han sido utilizados no solo como adornos, sino también como un tipo de amuleto, moneda de cambio y sí­mbolo de riqueza y poder.

Las Cuentas y Abaloiros aparecen hace unos 40.000 años. Los primeros ejemplos de cuentas se encuentran en la prehistoria en las piedras rudimentarias y guijarros provistos de una perforación en el centro.

En el Antiguo Egipto se elaboraban bellas cuentas de Cristal. Actualmente los huesos, las semillas, las legumbres son la base de los adornos baratos. Cuentas de Hueso tallado, de Metal forjado, de Cristal en polvo forman parte de los amuletos y adornos africanos.

En nuestros tiempos las cuentas tienen gran aceptación y cumplen la función de mero adorno corporal. No así­ en la antigí¼edad como hemos visto, donde las cuentas tení­an una gran importancia y significación al ser consideradas como portadoras de cualidades protectoras.
 
Aún en la actualidad se conserva en algunos lugares del mundo la convicción de función protectora de las cuentas como en el caso de los collares de coral rojo de la cuenca mediterránea de las cuales se tiene la creencia de su utilidad para proteger al bebé del mal de ojo.

Las cuentas de los "rosarios" utilizada para contar las oraciones también son consideradas como piedras poderosas. Al rezo del rosario, la Iglesia católica siempre ha atribuido gracias especiales, como el conseguir cualquier gracia que se pida con fe; su rezo, además, supone «el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejí­as» y sus devotos no morirán sin recibir los sacramentos. Los vencedores de la batalla de Lepanto achacaron su victoria al rezo del rosario.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...