PUBLICIDAD

El Triskel, Amuleto Protector





En todo el mundo celta se repiten continuamente las triadas: las cosas se preguntan tres veces, las diosas se presentan de tres en tres y cierta figura que de piedra que traen buena suerte aparecen siempre en grupos de tres.

Para los celtas el número tres era su numero mágico, y los múltiplos de 3 la consecuencia.
El número tres refuerza el poder. Para ellos el 3 era el símbolo de la divinidad.

El símbolo celta más representativo de esta manifestación divina estaba en el Triskel

Es un simbolo celta, geométrico y curvilineo, formado por una cruz de tres brazos en espiral que se unen en un punto central configurando una especie de hélice.

Se relaciona con el culto solar, el principio y el fin, la eterna evolución y el aprendizaje perpetuo.

Los Triskeles son símbolos comunes en todo lo Céltico, sobre todo en lo relacionado a la Diosa Madre Tierra evocando la interrelaciones entre de existencia material - la tierra, el agua, el cielo y sus interrelaciones.

En el triskel aparecen tres espirales que entran y salen en el círculo representando con estos dos sentidos de giro la dualidad de las fuerzas que están en permanente interacción en la naturaleza y por su número (el tres), el equilibrio.

El número de elementos que lo conforman es de de nueve (dos veces tres espirales y tres círculos interiores) más el circulo exterior conforman el diez, el número perfecto.

El círculo exterior tiene la doble cualidad de representar la totalidad, y al tener inicio y fin, la renovación permanente.

El trískel manifiesta el principio y el fin, la eterna evolución y el perpetuo aprendizaje.

Las tres espirales en movimiento representan las tres manifestaciones de Dios, ser portador del trískel, es tanto como ser un conductor de Dios.

En la cultura celta los druidas eran los únicos que podían portar sobre su pecho el sagrado símbolo de la divinidad.

Era una herramienta mágica, religiosa y conductista hacia los mundos ancestrales.
Como talismán era usado para curar fiebres y aliviar heridas.

Desde el punto de vista espiritual el trískel facilita el equilibrio entre el cuerpo la mente y el espíritu

Como amuleto o talismán son símbolos protectores, de fuerza y abundancia ya que invoca a las fuerzas ancestrales que funcionan y han seguido funcionando a lo largo de la historia, recibiendo su portador todo lo positivo que simboliza.


Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...