PUBLICIDAD

Amuletos y Talismanes

¿Quién no ha tenido alguna vez un objeto que le diera suerte?

Una piedra, un trébol de cuatro hojas, una patita de conejo, un símbolo mágico, un anillo...
algo que si lo llevamos con nosotros nos hace sentir seguros y tranquilos.

¿Es realmente magia o un efecto psicológico?

Que importa, lo cierto es que los talismanes o amuletos existen desde tiempos inmemoriales, y muchos ganaron honor y fama.

¿Ayudan a hacer realidad un deseo?

¿Atraen la fortuna, el amor y el éxito? ¿Combaten la mala suerte y el mal de ojo?

Aceptados unas veces, perseguidos otras, la magia y los amuletos han sobrevivido a todas las civilizaciones...


EL TALISMAN

La palabra Talismán, deriva de Telsam o Telesm, del griego: “operación mágica”. Su finalidad es proteger a la persona que lo lleva, dispersando o anulando todas las posibles influencias negativas que puedan afectarla, directa o indirectamente, ya sea desviando la mala suerte o incluso lo que proviene de voluntades negativas que atentan contra la seguridad y bienestar del individuo.

Existe, pues, una fuerza talismánica, un poder protector, un generador de felices circunstancias, un controlador que dispersa y neutraliza todos los magnetismos negativos provenientes del exterior y sobre los cuales solo el TALISMÁN es eficaz.

Desde la antigüedad los talismanes más comunes consistían en anillos con inscripciones simbólicas construidos con metal o aleación, grabados y cincelados según ciertos ritualismos, cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos.

Existen anillos talismánicos en la antigua Grecia, Egipto, Babilonia, India, China, Tibet, etc.
Algunos de ellos famosos: El anillo de Salomón, Apolonio de Tiana, Conde Von Velthein, Napoleón I, Nicolas II de Rusia, Guillermo I de Prusia, Catalina de Medicis, entre otros.

Amuletos, Talismanes, pantáculos... poseen realmente unas propiedades esenciales que les caracterizan pudiendo tener formas diversas, aunque las principales son los anillos y medallones con grabaciones mántricas, esotérico-simbólicas, basadas en antiguos grimorios y libros mágicos depositarios de la ciencia arcaica y ancestral.


EL AMULETO


De acuerdo con el concepto ocultista, es amuleto cualquier objeto usado en la creencia que merced a él se pueda obtener correspondencia o preservarse de cualquier daño.

Algunos distinguen como talismán a todo objeto que dé buena fortuna y como amuleto al que solamente defiende contra los males.

Los amuletos para el amor que llevan grabados signos astrológicos pueden servir de talismanes.


Paracelso, Agripa, Albano, Cagliostro y muchos otros alquimistas, han dejado fórmulas de talismanes amorosos; día, fase lunar, términos mágicos antiguos, material y color de la tinta a utilizar.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...