PUBLICIDAD

Días, Materiales y Fines de un Talismán .... Todo eso y más sólo aquí



Un talismán puede elaborarse a partir de diversos materiales, pero si la persona lo está creando para un fin determinado, existen ciertos elementos de mayor efectividad. A continuación, señalo las correspondencias entre días de la semana, su planeta, su elemento y sus propiedades:

Lunes: Este día corresponde a la Luna. Su elemento es la plata. Día propicio para actuar sobre las mercancías, el papel, el comercio donde se mueven muchas personas. Color blanco o plata.

Martes: Este día corresponde al planeta Marte. Su metal es el hierro. Este día se vincula con el matrimonio, los enemigos, la fuerza y las iniciativas de todo tipo donde hace falta coraje y audacia. Color rojo.

Miércoles: Este día corresponde al planeta Mercurio. Su metal es el mercurio. Este día se vincula con las noticias, los escritos, los estudios, los exámenes, los viajes y las gestiones. Color violeta (púrpura).

Jueves: Corresponde al planeta Júpiter. Su metal es el estaño. Día vinculado con el honor, la riqueza, la vestimenta, los deseos, la justicia, la suerte, la prosperidad, la expansión. Color azul.

Viernes: Corresponde al planeta Venus, Su metal es el cobre. Este día se vincula con el amor, el romance, la amistad, el sexo y los extranjeros. Color verde.

Sábado: Corresponde al planeta Saturno. Su metal es el plomo. Este día se vincula con la vida, la construcción, la doctrina, la protección, el trabajo duro. Color negro.

Domingo: Corresponde al Sol. Su elemento es el oro. Este día simboliza la fortuna, la esperanza, el dinero y los grandes negocios. Color amarillo o dorado.
Cómo se Elabora un Talismán para el Amor

Teniendo en cuenta que el viernes se asocia con el amor, es el día regido por Venus, y que su metal es el cobre, un talismán para el amor será más efectivo se si elabora con este metal. Para encontrar un pedazo del tamaño adecuado del elemento requerido, el interesado puede visitar una tienda de venta de material para trabajos manuales o utilizar una moneda, o incluso una vieja cuchara casera o un trozo de un viejo caldero, pote u olla que se empleaba años atrás, y que estaba realizado en cobre, pero sólo en cobre. Muy importante es no confundir el cobre con el latón, este último es una aleación de cobre y zinc; el cobre es de color más rojizo, por ejemplo veáse un cable eléctrico pelado (sin cubierta de plástico), el latón es más amarillo, de color más parecido al oro (aún con gran diferencia).

Una vez conseguido el pedazo apropiado de cobre, lo más puro posible, se debe elegir la frase que llevará inscrito. Sobre un lado del talismán se inscribirá su propósito y sobre el otro la personalización. Es importante que, sea creación del interesado o no, éste entienda completamente el significado y el deseo de la frase, y que la misma contenga la solución de su problema.

Para ilustrar mejor la confección de un talismán para el amor, pondré un ejemplo: es una mujer que desea encontrar el amor. Al verificar las correspondencias de los días, hallaremos que el viernes, regido por el planeta Venus, se vincula con el amor. Entonces, su talismán se elaborará preferentemente con cobre, el metal de Venus, o en su defecto oro. En un lado del talismán, la interesada deberá escribir su nombre en letras rúnicas o en cualquier otro alfabeto mágico. De ser posible agregará detalles como su signo solar, lunar, ascendente y planetas regentes. Mientras grabe estos elementos sobre el talismán, la interesada deberá concentrarse en verse a sí misma encontrando el amor y un hombre ideal para ella. El orden y la elección de los símbolos grabados no son rígidos, y sólo debe cuidarse que mantengan la armonía.

Al reverso del talismán deberá colocar algún símbolo del amor (corazones, manos entrelazadas, etc.) y el emblema de un cuadro numerológico. Mientras trace estos símbolos deberá concentrar sus pensamientos en la idea del amor, visualizándose a sí misma encontrando a la persona ideal, “su verdadero amor”, el de toda una vida.

Debido a que el amor se asocia con el viernes, deberá tratar de crear su talismán durante ese día, siempre en Luna creciente. Yo mismo cuando realizo un talismán para un cliente lo consagro con la Luna en trígono al Sol y en Luna creciente. Por supuesto también deberá tratar de consagrarlo un viernes. Una vez terminado el talismán, la interesada deberá llevarlo pegado a su cuerpo permanentemente, mejor si es colgando del cuello mediante una cadena de oro. Si el talismán es pequeño (por ser más grande no es más eficaz), puede incluso dormir con él cada noche; en el caso que le moleste lo mejor es quitárselo del cuello y dejarlo bajo la almohada hasta la mañana siguiente.
Consagración del Talismán

Para consagrar un talismán, se debe esperar a que la Luna esté en creciente. Por mi experiencia, ya lo he dicho anteriormente, prefiero que la Luna y el Sol formen un trígono (distancia angular de 120º) en Luna creciente. Si el talismán es para el amor se elige el viernes para la consagración, si es para los negocios se elige el domingo, y así sucesivamente según la tabla de más arriba.

Es recomendable que la persona se encuentre completamente desnuda, sin llevar joyas o adornos de ningún tipo, y sobre todo se encuentre totalmente sola y aislada del mundo. Si es una mujer quien realiza el ritual debe encontrarse pletórica de fuerzas y por tanto no son nada favorables los días de la menstruación o de enfermedad.

Si la consagración se hace en una habitación debe colocar un altar con un velón (cirio), recomiendo un velón de color del día, pues mis experiencias siempre han sido más favorables en este sentido. En el caso de no encontrar un cirio del color del día puede emplear uno de color blanco que en este caso se considera neutro. También necesitará un incienso y un platillo de aceite de untar. En la habitación no deben haber animales domésticos ni ruidos de ningún tipo. Un ambiente de calma y paz son imprescindibles en la realización de cualquier ritual y particularmente en la consagración de un talismán.

A su alrededor debe trazar un círculo con un cordel y tiza blanca, cerca del altar no obstante el altar debe quedar fuera del círculo. En el círculo debe colocar cuatro velas blancas, cada una se situará en el Norte, Sur, Este y Oeste. Es importante que si no se conocen con exactitud estas posiciones, deberá valerse de una simple brújula que le marque la dirección norte-sur. Para conocer las otras dos posiciones basta ponerse de cara al Norte que señala la brújula y extender los brazos en cruz. El brazo derecho señalara el Este y el izquierdo señalará el Oeste (a su espalda estará el Sur). Con esto ya tenemos las posiciones con suficiente precisión.

Para iniciar la consagración debe ponerse en el centro del círculo mirando hacia el Este. Inicie el rito de consagración en el instante en que el Sol aparece por el Este. Cierre los ojos, concéntrese y visualícese a sí mismo como expande sus energías para llenar por completo la habitación que ocupa. Pasados unos minutos abra los ojos y encienda las velas empezando por la del Este (la que se encuentra frente a usted) y así las restantes en sentido de las agujas del reloj; debe hacerlo con rapidez para aprovechar la posición del Sol en el horizonte. Procure no perder tiempo en dudas ni en cábalas mentales, haga todo el proceso con decisión y firmeza.

Unte su dedo índice de la mano derecha con el aceite de untar, tome el talismán en la mano izquierda e inmediatamente con el dedo unte el talismán, en ese mismo instante pida a la “Luz” universal la bendición del talismán, diciendo:

“Yo (decir nombre y apellidos) estoy aquí por voluntad propia, desnudo y en paz y armonía con el Universo, y pido a todas las fuerzas de Luz que bendigan este santo talismán para que me proteja de todo mal, para que aparte de mí cualquier arma cortante y cualquier enemigo, y traiga a mi vida el amor que tanto deseo”. Si se desea el amor de una persona en concreto decir el nombre, apellidos y el signo del zodíaco de esa persona.

Tome el talismán con las dos manos y elévelo por encima de su cabeza, y muéstrelo a las entidades divinas del Este, y diga: “A vosotros seres divinos de Luz que moráis en el Este, ruego humildemente que consagréis este talismán para encontrar el amor que tanto deseo”.

Baje las manos y gire 90 grados a su derecha, vuelva a elevar las manos mostrándolo a las entidades divinas del Sur y diga: “A vosotros seres divinos de Luz que moráis en el Sur, ruego humildemente que consagréis este talismán para encontrar el amor que tanto deseo”

Baje las manos, gire otros 90 grados a su derecha, eleve las manos de nuevo y muéstrelo a las entidades divinas del Oeste. Repita la misma oración cambiando la orientación, ahora debe decir Oeste.

Baje las manos y finalmente gire otros 90 grados a su derecha, eleve las manos y muestre el talismán a las entidades divinas del Norte. Repita la misma oración cambiando la orientación, ahora debe decir Norte.

Vuelva a bajar las manos con el talismán y gire otros 90 grados hasta volver a la posición inicial mirando al Este.

Ahora pase el talismán por encima de la llama del altar (siempre que sea un talismán que no pueda quemarse) y diga “Dios creador del Universo que este talismán me guarde, me guíe y me proteja en todos mis caminos, y me otorgue el deseo que humildemente he pedido a las entidades divinas de Luz, por los tiempo de los tiempos. Que así sea”.

Siéntese unos minutos en el centro del círculo con precaución para que no se queme con ninguna vela, cierre los ojos y piense en la suerte y abundancia que le traerá el talismán que ha consagrado. Puede darse el caso que entre en contacto con algún ente elevado, si eso ocurre no tenga ningún temor, es un suceso que ocurre con alguna frecuencia y no le sucederá nada malo. También suele ocurrir que llegue a usted algún olor a flores o alguna esencia, sólo es la forma en que el ente o entes se manifiestan.

A continuación se levanta y con la mano derecha y con un apaga velas, vaya apagando todas las velas empezando por la última que prendió, finalmente apague el cirio del altar. Al mismo tiempo diga: “Agradezco a los espíritus elevados su presencia en este sagrado acto. Dios es amor, la Luz el camino. Que así sea”

El talismán debe llevarlo encima en contacto con su piel y no debe dejárselo a nadie, ni tampoco comentárselo a nadie. Piense que este asunto pertenece a su intimidad y no debe hacer publicidad de ello.

Una variación de la consagración es la realización del ritual en un campo. Aconsejo esto siempre que sea posible, para ello busque un campo llano y con flores y donde pueda ver el horizonte al Este, corte las flores y hierbas para hacer espacio suficiente para su círculo y su altar, y allí siga las instrucciones que he indicado. Un lugar de consagración apropiado es la playa siempre que el Sol salga por el horizonte marino, en España son excelentes muchas playas de la costa de Levante. En el caso de estar al aire libre en un lugar a la vista de otras personas o no tiene la completa seguridad de estar solo, es preferible que se vista únicamente con una túnica blanca desde el cuello hasta los tobillos, nada más.

Este mismo método de consagración es válido para consagrar cualquier tipo de talismán, ya sea de trabajo, estudios, protección en los viajes, negocios, justicia, etc., simplemente debe cambiar el sentido de la oración de consagración.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...