PUBLICIDAD

EL ESPEJO MAGICO




 (Talismán para conseguir la casa de tus SUEÑOS)

Mejor día para realizarlo: MARTES  a medianoche

Materiales necesarios:


·       1 ESPEJO PEQUEÑO
·       1 TROZO DE TELA VIOLETA
·       1 VELA AMARILLA
·       1 VELA BLANCA
·       CERILLOS DE MADERA
·       1 PALILLO
·       1 BOTE DE ESMALTE NEGRO
·       PAPEL DE PERIODICO
·       2 HOJAS DE LAUREL
·       INCIENSO DE SANDALO
·       1 CCAZO CON ½ LITRO DE AGUA
·       1 CUCHARADA DE AZUCAR
·       6 HOJAS DE ROBLE

CONFECCION DEL AMULETO

Busca una casa que te guste y que se amolde a tus necesidades. No es necesario que veas su interior; deberás guiarte por su fachada.

Una vez que la encuentres, en día martes y a las 12 horas de la noche lleva al lugar un espejo pequeño y ponlo de pie, en la acera o junto al bordillo para que en él se refleje la vivienda. Deja allí el espejo sin marco durante toda la noche y, a la mañana siguiente, apenas salga el sol ve a buscarlo. Pon sobre la mesa la tela violeta extendida, deposita sobre ella las seis hojas de roble y, sobre ellas, el espejo boca abajo. Haz con la tela un paquete y guárdalo en algún lugar oscuro durante una semana. El martes siguiente, también a medianoche, enciende la vela amarilla con un cerrillo de madera.

Pon dos o tres hojas de papel periódico sobre la mesa para no mancharla. Abre el paño que contiene el espejo y colócalo boca arriba sobre el periódico. Pinta toda su superficie con una capa gruesa de esmalte negro. Antes de que la pintura se seque, traza con el palillo una CRUZ que tenga dos travesaños horizontales (cruz pontificia) en el centro del espejo y esparce sobre toda la superficie una cucharada de azúcar para que se quede pegada a la pintura. Mientras se seca, visualiza la casa de tus sueños. Haz un corte en el centro y a lo largo de una de las hojas de laurel y pasa por esa ranura la otra hoja de manera que ambos formen una cruz.

Ponla sobre el centro del espejo. Enciende la VELA BLANCA con un cerillo de madera y, cuando la cera empiece a derretirse, viértela poco a poco sobre el espejo teniendo cuidado de que la llama no se apague. El espejo debe quedar totalmente cubierto y blanco. Enciende la varilla de INCIENSO DE SANDALO y, cuando empiece a humear, pasa el espejo boca abajo por el humo que desprende, pensando siempre en la nueva vivienda que vas a tener.

Cuando el INCIENSO se haya consumido, pon al fuego un cazo con agua y echa en su interior las seis hojas de roble. Déjalas hervir durante 5 minutos y apaga el fuego. Salpica ligeramente el espejo con la infusión recitando la fórmula mágica y luego recorre la casa salpicando solamente los muebles que pienses llevarte cuando realices la mudanza. Guarda el espejo envuelto en el paño violeta.


FORMULA MAGICA
                                                    
 “Que aquello que tus ojos han visto y que el roble ha guardado sea mío”





Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...