PUBLICIDAD

EL ALTAR DE SAN PANCRACIO

(Amuleto para evitar la pérdida de un empleo)


Mejor día para realizarlo: el último JUEVES del mes

Materiales necesarios:


·       1 PAÑO BLANCO
·       7 HOJAS DE LAUREL
·       7 ESPIGAS DE TRIGO
·       7 VELAS BLANCAS PEQUEÑAS
·       7 VARILLAS DE INCIENSO DE MIRRA
·       1 IMAGEN DE SAN PANCRACIO
·       3 RAMAS DE PEREJIL
·       1 VASO CON AGUA
·       CERILLOS DE MADERA
·       SERRIN


CONFECCION DEL AMULETO

Este AMULETO puedes hacerlo para ti o para alguna persona de tu entorno.

Busca un lugar de la casa tranquilo donde puedas poner durante varios días una serie de objetos junto a la pared. Es preferible que el rincón tenga cerca una ventana por la que pueda entrar la luz del SOL.

El paño blanco debe estar limpio y bien planchado ya que será la base del altar que debes construir.

Coloca el paño en el lugar escogido y, tomando en una mano un puñado de serrín, espárcelo sobre el de manera que trace una línea horizontal que no quede muy pegada a la pared. Sobre la línea dispón 7 hojas de laurel en hilera, con el tallo hacia abajo y a intervalos regulares. Deposita las espigas de trigo, una sobre cada hoja, con el tallo mirando hacia ti. Entre la hilera de hojas y la pared, coloca una VELA BLANCA y, a su derecha, una varilla de INCIENSO de mirra.

Apoya contra la pared, al fondo del altar, una imagen de SAN PANCRACIO. A su lado coloca un vaso con agua o un pequeño florero y mete en su interior 3 ramitas de perejil fresco. Enciende la vela y la varilla de incienso con el mismo cerillo de madera recitando la fórmula mágica mientras lo haces. Deja que se consuman por completo y limpia los restos con un cepillo. Los seis días siguientes vuelve a poner una vela y una varilla de incienso encendiéndolos a continuación. Procura hacerlo todos los días a la misma hora. A los 3 días de haber preparado el ALTAR, saca el perejil del vaso y pon 3 ramas nuevas. Usa las hojas del que ha estado junto al SANTO para condimentar alguna comida. Si el AMULETO lo haces para ti, come de dicha comida; si no es así, lo hará la persona que quieres proteger.

Mientras dure la amenaza de pérdida de empleo cambia cada 3 días el perejil pero, tras los primeros 7 días que deberás hacerlo todas las mañanas, solo enciende la vela y el incienso el JUEVES.


FORMULA MAGICA
                                                    
 “Poderoso San Pancracio, te he puesto en su lugar de honor para que protejas el puesto de trabajo de la persona que yo designe”





Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...