PUBLICIDAD

Amuletos para Lograr ser Amados


Existen numerosos amuletos destinados a facilitar el acercamiento entre la gente. Antaño, muchas personas acudían a brujas o hechiceras con la convicción de que, mediante elixires o pases mágicos, podían atraer hacia sí el amor de las personas que les interesaban. En la actualidad, estos comportamientos rudimentarios han sido sustituidos por otras prácticas, dotadas de una mayor lógica, en las que se emplean elementos capaces de actuar como fuentes de absorción o emanación de energía positiva. Los amuletos más eficaces son los siguientes:

Alianza de boda. Una creencia de muchos países occidentales afirma que, si una mujer obtiene una alianza de un pastel de boda o con sorpresa, significa que se casará en un breve plazo de tiempo. Si la alianza obtenida se guarda en una caja de lapislázuli o que contenga un trozo de dicha piedra y se lleva siempre encima, se consigue el amor deseado y que la unión concluya en casamiento.

Cordón rojo. El primer viernes de cualquier mes, se compra una cinta o un cordón de color rojo y de aproximadamente 0,50 cm de anchura. Esa misma noche, antes de dormir, con la habitación a oscuras, se recitan las siguientes palabras cabalísticas:
 
ENAM, BINAR, SATOR, AREPO, TENET, OPERA, ROTAS, HOD, KETHER, CHOKMCE, TEDULAH, TEBURNA, TIPHERET, JESOT, SARDACH, IO, NETZHA .

Si no se puede recordar la invocación de memoria, puede usarse la luz de una vela para leerla. Hay que tener en cuenta que la h final suena como nuestra j, la th se pronuncia como una d y la ph suena como una f.
 
Esta invocación debe repetirse nueve veces de manera consecutiva. Luego, con los ojos cerrados y concentrándose en la imagen de la persona amada, se pronuncia la siguiente frase:
 
«(EL NOMBRE DE LA PERSONA AMADA)… ÁMAME COMO YO A TI».
 
Mientras se recita, se coge el cordón rojo y se le practica un nudo. Esta ceremonia tiene que repetirse exactamente igual durante nueve noches consecutivas. En la novena, el cordón rojo —con sus nueve nudos— se ata a la muñeca izquierda de la persona que realiza la invocación. A partir de entonces, cuando se toque a la persona amada con esta mano, la respuesta amorosa será positiva. Es necesario llevar el cordón rojo anudado a la muñeca hasta que el vínculo se haya consolidado.

Lazo de amor. Cualquier viernes por la mañana, se compra un trozo de cinta de color verde de unos 0,25 cm de ancho y, cuando el sol ya se haya ocultado, hay que escribir con tinta verde el nombre de la persona que hace el amuleto, a continuación Venus, el nombre de la persona amada y, finalmente, la palabra amor. 

La cinta se coloca en la muñeca izquierda, con la inscripción hacia dentro, se hacen tres nudos seguidos y se repiten las palabras que se han escrito en ella cada vez que se haga un nudo, mientras se piensa con intensidad en la persona amada. Esta pulsera tiene que permanecer en la muñeca hasta que se rompa por un imprevisto o por el desgaste natural. A partir de ese momento, se iniciará una etapa de felicidad junto a la persona amada.

Pergamino de amor. Se trata de los amuletos de amor más antiguos que existen. En tiempos remotos se los consideraba infalibles y se acostumbraba a escribir en ellos con la propia sangre. Para realizarlo, es preciso aguardar hasta la primavera. Asimismo, hay que confeccionarlo antes de que la luz del sol alcance la habitación en la que se fabrica. 

El amuleto consiste en un círculo de papel de pergamino de 5-7 cm de diámetro. En una de las caras hay que trazar cinco círculos concéntricos, dejando aproximadamente 1 cm entre uno y otro para poder escribir. Los círculos deben realizarse con tinta roja. Después, con tinta negra, han de escribirse las siguientes palabras cabalísticas —separadas cada una por una pequeña cruz trazada con tinta roja— desde el círculo más cercano al borde y hacia el interior:
 
En el primer circulo:
ENAM + BINAH + SATOR + AREPO + TENET + OPERA + ROTAS
En el siguiente:
HOD + KETHER + CHOKMCE + TEDULAH
En el siguiente:
TEBURHA + TIPHERET + JESOT
En el siguiente:
SARDACH + IO + NETZHA
En el último círculo, el del centro, y con tinta SCHEVA
 
En el reverso del pergamino de amor solamente debe trazarse un círculo, en el cual, con tinta negra, hay que escribir los nombres cabalísticos de Venus, separados cada uno por un pequeño rombo, realizado también con tinta negra. Los nombres son:
AHEA, HAGUIEL, KEDEMEL, SERAPHIN y BNE
 
Hay que doblar y guardar el amuleto en una pequeña bolsa de seda verde en un lugar oscuro hasta el primer viernes con la luna en cuarto creciente. Esa noche, habrá que retirarlo de la bolsa y, con tinta roja, escribir en el centro —en ambas caras— el nombre de la persona amada, mientras se susurra repetidas veces:
SCHEVA, HAZ QUE ME AME.
 
Una vez guardado nuevamente en la bolsa, debe llevarse en un bolsillo o en el bolso. Según las leyes cabalísticas, el amuleto concentra grandes energías positivas cada vez que quien lo confeccionó se encuentra con la persona amada.

Pluma de colibrí. El colibrí es un animal muy común en todos los países americanos, donde, además, existen comercios que venden sus plumas a un módico precio, por lo que se puede aprovechar un viaje personal o de un familiar o amigo para conseguir una y poder confeccionar así un amuleto. Se coge la pluma, se envuelve en papel de celofán y se guarda en el bolso. 

Es preciso controlarla periódicamente, pues, si crece y se alarga como si se tratara de un tallo, anuncia que el amor está por llegar. Si, después de ello, se sigue llevando, actúa como un amuleto de felicidad duradera. Es importante que quien use este amuleto lo lleve siempre que salga de casa. La pluma sólo crece una vez, de modo que sirve para anunciar la proximidad del amor en una sola ocasión. Pero, si después de haberse utilizado se regala, la pluma puede volver a crecer en poder de otra persona, si es que el amor también le ronda.

Poma de amor. Recibe este nombre cabalístico un tradicional amuleto dotado de prestigio secular, cuyo objetivo es atraer el interés de la persona amada. Para realizarlo, es preciso coger una manzana directamente del árbol un viernes con la luna en cuarto creciente, justo antes de que el sol empiece a brillar. 

El fruto no debe presentar ni picaduras ni magulladuras. Hay que lustrarlo hasta que quede brillante y luego, en un pequeño trozo de papel —de cualquier color que no sea blanco—, se escribe con tinta roja el propio nombre y los apellidos, y, debajo, los de la persona amada. Se abre un pequeño orificio en la parte superior de la manzana —cortándola de manera que quede como una tapa—, se enrolla el papel con los nombres y se introduce en el fruto. 

Se coloca la tapita y se expone al aire, en lo posible en un lugar sometido a abundante sol. Cuando la fruta se haya secado totalmente, y el papel y la pulpa se hayan fundido, debe envolverse el amuleto en papel de color y guardarse en el dormitorio, pues no sólo permite alcanzar el amor, sino que asegura la duración del vínculo de las dos personas enamoradas.




La Lcda. GRAHASTA prepara, ritualiza y personaliza AMULETOS y TALISMANES desde hace 13 años y los distribuye, bajo pedido, a cualquier parte del mundo.
Si necesitas más información para tu caso personal puedes escribir un correo electrónico con tus dudas a cualquiera de los siguientes correos electrónicos: grahasta35@gmail.com o grahasta.personal@gmail.com

NOTA IMPORTANTE: No se responderá a ningún correo electrónico si no contiene los siguientes datos: Nombre y apellidos, fecha de nacimiento, país de residencia. 


Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...