PUBLICIDAD

Amuletos de Protección contra influencias maléficas


Sal marina: La sal no refinada es un elemento indispensable en toda práctica supersticiosa. Sirve por igual para atraer la suerte como para apartar los maleficios. Se dice que colocar bajo la cama, a la altura del corazón, un plato de porcelana blanca lleno de sal no refinada favorece una empresa sentimental; si se trata de un asunto material hay que ponerlo a la altura de los pies. Además de propiciar numerosos beneficios, protege contra las influencias maléficas que pueden asaltar al durmiente. Después de tener la sal bajo tu cama, quémala y luego tira el producto resultante por el inodoro.
 
Herradura de caballo: Probablemente es el talismán más popular para atraer la suerte y conjurar el mal. Se dice que para que sea eficaz hay que colgarlo con las puntas hacia arriba, pues solo así se convierte en un acumulador de fuerzas astrales. Si se pone hacia abajo, como algunos recomiendan, la suerte queda bloqueada.
 
Pulseras de oro o piedras semipreciosas: Los soldados romanos solían llevar en la mano izquierda un aro de oro antes de salir a la batalla para evitar todo tipo de accidentes. 

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...